Pienso para peces

La FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas) informa de que la acuicultura sigue creciendo a nivel mundial. En la actualidad, la acuicultura abastece más de la mitad del pescado para consumo humano, habiendo aumentado el consumo mundial de pescado per cápita a más del doble en los últimos 50 años.

Por tanto, no es de extrañar que los piensos para peces se hayan convertido en el sector alimentario que más rápidamente está creciendo (actualmente, a aproximadamente un 7 % anual) en comparación con otros tipos de piensos para animales de ganado y alimentos para mascotas.

El objetivo primordial de la acuicultura es:
• producir proteínas comestibles sanas
•  producir proteínas comestibles sanas al menor coste posible por kg;  Por tanto, el ICA (índice de conversión alimenticia) y la TEC (tasa específica de crecimiento) son indicadores clave del rendimiento de los piensos fabricados para peces y, de forma indirecta, de la tecnología empleada para producirlos
• conseguir lo anterior con un impacto insignificante sobre el medio ambiente

Ottevanger Milling Engineers y la fabricación de piensos para peces

Los piensos para peces están sujetos a unos requisitos muy estrictos con respecto a las características tanto físicas como nutricionales del alimento.  Dichos requisitos nutricionales y físicos se ven determinados por la fase vital de la especie animal en cuestión a la que vaya dirigido el pienso.  Las características físicas comprenden cuestiones tales como el tamaño y la forma de los gránulos; la densidad de los gránulos que nos permitirá producir alimentos flotantes que se hundan lentamente y en su mayoría; y la estabilidad de los gránulos en el agua.  El reto es lograr satisfacer todos estos requisitos y, al mismo tiempo, ejercer un impacto insignificante sobre el medio ambiente.

Ottevanger Milling Engineers tiene en consideración estas y otras cuestiones específicas de cada proyecto a la hora de diseñar una planta de fabricación de piensos para peces.  Por ello, la elección de los equipos, tecnologías y procesos es la clave del éxito.  Nos tomamos nuestro tiempo para consultar a los clientes con el fin de asegurarnos de que comprendemos plenamente sus necesidades y, más concretamente, las necesidades del mercado específico al que se dirige el cliente.  No promovemos ni aplicamos un diseño «estándar» a todas las plantas de fabricación de piensos para peces, sino que los proyectos se evalúan y diseñan uno por uno, en función de los requisitos.